lunes, 31 de diciembre de 2012

mis deseos para 2013*

 
 

 
*mis dos mejores deseos para el año que empieza me los encuentro todos los días en una pintada cerquita del trabajo, aunque echo en falta un tercero. La cosa quedaría así: lucha, lee y ama. Feliz 2013.

sábado, 29 de diciembre de 2012

la rebelión según isabel bono*






el sabor del hierro
la sombra del laurel
la belleza de las antenas

en la luz de los charcos
empieza la vida

todo lo que nunca sabrán medir

 
*o saber ver y contar como solo ella sabe, que hay cosas que jamás nos podrán arrebatar (muchas): todo lo que nunca sabrán medir. Un montón de poemas emocionantes en su nuevo libro. Sin dejar de mirar al horizonte, es sano saberse ver los pies de vez en cuando. Muy fan (siempre)

sábado, 22 de diciembre de 2012

réquiem 2012, enrique cabezón versiona a josé hierro*



réquiem 2012

José Hierro / Stop Desahucios
Dimitris Christoulas
Amaia Egaña / ...


José Miguel Domingo Águila, natural
de España, ha fallecido el jueves
25 de octubre, a consecuencia
de un deshaucio. Su cadáver
está tendido en Emucesa,
Servicios Funerarios. Paseo de Sabica. Granada.
Los vecinos de la Chana se concentrarán
a las 11,00 en la Plaza de las Palomas.
Es una historia que comienza
entre revistas y libros, y que termina
en un horno crematorio, en Emucesa,
con lágrimas y aplausos de desconocidos.
Es una historia que comienza
en un conato de sueño de futuro.
Continúa en largas jornadas
laborales, bajo un toldo barato,
sobre el asfalto quemado
a la sombra distante y legendaria de La Alhambra
Halla en la Chana su término
con una cuerda y mínimas pavesas,
con una esquela y una concentración
en frente de la oficina de Caja Rural.
Al fin y al cabo, cualquier sitio
da lo mismo para morir:
el que se ponzoña de billetes,
el tallado en sudor o en mugre,
el empapado de usura.
Da lo mismo que un cuerpo se haga
billetes, sudor, mugre, usura.
Lo doloroso no es morir
acá o allá…
 
Requiem aeternam,
José Miguel Domingo Águila. En el horno
en Emucesa, se ceban banqueros
y políticos de España, Domingo, y los libros
(funeral en el margen, caja
que huele a ruina y derrota)
240.000 euros. Y han sumado
su rabia desconocidos
entre las otras que despertaron
en mayo… Liberanos domine
de morte aeterna
… Moody's, Bank of America,
JPMorgan, Citigroup, Morgan Stanley,
Botín, Polanco, Goldman, Sachs o Rato
no morirán, como tú, entre semana…
Ahora se acuerdan de ti
los hombres anulados,
los que antes miraron
hacia otro lado. Dies irae.

Lo doloroso no es morir
dies illa acá o allá;
sino sin gloria…
(Decía el poeta)
El presidente de la Asociación de Vecinos
de la Chana, José Fernández ocaña,
ha hecho un llamamiento a los políticos
para que se conciencien de los problemas
que atraviesan muchos ciudadanos
que no pueden hacer frente
a sus compromisos con los bancos.
Te velan en Emucesa,
Servicios Funerarios, ni hogueras,
ni caballos y armas. Ni héroes
para siempre. Ninguna estatua de rostro
borrado. Ni trajes de Giorgio Armani
o Hugo Boss, Reichszeugmeisterei
con licencia oficial.
¿Y la poética gloria?
La única Gloria que conoces
compraba el diario cada mañana.
Domingo no ha caído así. No ha muerto
por ninguna quimera inalcanzable.
(Hace mucho que el español
muere de anónimo e indignación,
de frustración acumulada
en protestas pacíficas para promover
una democracia más participativa
alejada del bipartidismo PSoE-PP
y del dominio de bancos y corporaciones.
Por una "auténtica división de poderes"
y otras medidas con la intención de mejorar
el sistema democrático de este país de sordos
y mudos). Entró un día
en la Caja porque creyó en la propaganda
de un accesible bienestar. El Mundo,
Liberanos Domine, dicen que es patria.
Y ha muerto. No fundó emporios.
No dio su nombre a una marca. No hizo
más que morir por doscientos cuarentamil
euros (él los pensaría
en pesetas: 39.932.640). Requiem aeternam.
Y en Emucesa lo visitan
las muchachas, los obreros,
los españoles, los que mueren
en el dique.
 
Requiem aeternam.
Definitivamente todo
ha terminado. Su cadáver
está tendido en Emucesa
Servicios Funerarios. Paseo de Sabica. Granada.
Se concentrarán sus vecinos en recuerdo
de su lucha.
 
Me he limitado
a reflejar aquí una esquela
de un periódico y noticias en la red.
objetivamente. Sin vuelo
en el verso. objetivamente.
Un español como millones
de españoles. No he dicho a nadie
que lloraría si todavía me quedasen
lágrimas que llorar.


*ayer presentamos "Hay caminos", una antología-homenaje a José Hierro coordinada por Sonia San Román, con motivo del 90º aniversario de su nacimiento y del 10º aniversario de su muerte. Incluye una selección de diez poemas de José Hierro (uno por cada uno de sus libros) así como las versiones que han llevado a cabo cinco poetas riojanos (Adrián Pérez, José Luis Pérez Pastor, Enrique Cabezón, Sonia San Román et moi) y cinco poetas cántabros (Carlos Alcorta, Adela Sáinz, Rafael Fombellida, Alberto Santamaría y Yolanda Soler), además de una reflexión inédita de José Hierro sobre la poesía, un prólogo de la poeta y coordinadora de la Fundación Centro de poesía José Hierro de Getafe, Julieta Valero, y un epílogo del poeta y crítico literario Enrique Villagrasa. El libro (aunque no sea muy fino que yo lo diga) ha quedado de lujo. Para muestra esta emocionante versión de Enrique Cabezón. Muy grande.


sábado, 15 de diciembre de 2012

un poema de eugenio montejo



Un año

Vuelvo a contarme aquí mi vida
otra tarde de otoño
viejo de treinta y tres vueltas al sol.
Vuelvo a replegarme en esta silla
palpando su inocencia de madera
ahora que el año hace su estruendo
y me sacude fuerte, de raíz.
En la terraza inicio otro descenso
al infierno, al invierno.
Sangran en mí las hojas de los árboles.

lunes, 3 de diciembre de 2012

un poema de rené char




Consuelo
     
Por las calles de la ciudad va mi amor. Poco importa
a dónde vaya en este roto tiempo. Ya no es mi amor: el
que quiera puede hablarle. Ya no se acuerda: ¿quién en
verdad le amó?

     Mi amor busca su semejanza en la promesa de las
miradas. El espacio que recorre es mi fidelidad. Dibuja
la esperanza y en seguida la desprecia. Prevalece sin
tomar parte en ello.

     Vivo en el fondo de él como un resto de felicidad.
Sin saberlo él, mi soledad es su tesoro. Es el gran meridiano
donde se inscribe su vuelo, mi libertad lo vacía.

     Por las calles de la ciudad va mi amor. Poco importa
a dónde vaya en este roto tiempo. Ya no es mi
amor: el que quiera puede hablarle. Ya no se acuerda:
¿quién en verdad le amó y le ilumina de lejos para que
no caiga?


sábado, 24 de noviembre de 2012

un poema de wislawa szymborska




Parábola

Ciertos pescadores sacaron del fondo una botella.
Había en la botella un papel, y en el papel estas palabras:
"¡Socorro!, estoy aquí. El océano me arrojó a una isla desierta.
Estoy en la orilla y espero ayuda. ¡Dense prisa. Estoy aquí!"
-No tiene fecha. Seguramente es ya demasiado tarde.
La botella pudo haber flotado mucho tiempo, dijo el pescador primero.
-Y el lugar no está indicado. Ni siquiera se sabe en qué océano,
dijo el pescador segundo.
-Ni demasiado tarde ni demasiado lejos. La isla "Aquí" está en todos lados,
dijo el pescador tercero.
El ambiente se volvió incómodo, cayó el silencio.
Las verdades generales tienen ese problema.

*Traducción de Gerardo Beltrán





martes, 16 de octubre de 2012

un poema de emilio adolfo westphalen




El mar en la ciudad


¿Es éste el mar que se arrastra por los campos,

Que rodea los muros y las torres,

Que levanta manos como olas

Para avistar de lejos su presa o su diosa?

¿Es éste el mar que tímida, amorosamente

Se pierde por callejas y plazuchas,

Que invade jardines y lame pies

Y labios de estatuas rotas, caídas?

No se oye otro rumor que el borboteo

Del agua deslizándose por sótanos

Y alcantarillas, llevando levemente

En peso hojas, pétalos, insectos.

¿Qué busca el mar en la ciudad desierta,

Abandonada aun por gatos y perros,

Acalladas todas sus fuentes,

Mudos los tenues campanarios?

La ronda inagotable prosigue,

El mar enarca el lomo y repite

Su canción, emisario de la vida

Devorando todo lo muerto y putrefacto.

El mar, el tierno mar, el mar de los orígenes,

Recomienza el trabajo viejo:

Limpiar los estragos del mundo,

Cubrirlo todo con una rosa dura y viva.

lunes, 1 de octubre de 2012

un poema de luis cernuda



Si el hombre pudiera decir lo que ama,

si el hombre pudiera levantar su amor por el cielo

como una nube en la luz;

si como muros que se derrumban,

para saludar la verdad erguida en medio,

pudiera derrumbar su cuerpo,

dejando sólo la verdad de su amor,

la verdad de sí mismo,

que no se llama gloria, fortuna o ambición,

sino amor o deseo,

yo sería aquel que imaginaba;

aquel que con su lengua, sus ojos y sus manos

proclama ante los hombres la verdad ignorada,

la verdad de su amor verdadero.

Libertad no conozco sino la libertad de estar preso en alguien

cuyo nombre no puedo oír sin escalofrío;

alguien por quien me olvido de esta existencia mezquina

por quien el día y la noche son para mí lo que quiera,

y mi cuerpo y espíritu flotan en su cuerpo y espíritu

como leños perdidos que el mar anega o levanta

libremente, con la libertad del amor,

la única libertad que me exalta,

la única libertad por que muero.

Tú justificas mi existencia:

si no te conozco, no he vivido;

si muero sin conocerte, no muero, porque no he vivido.



miércoles, 26 de septiembre de 2012

lunes, 24 de septiembre de 2012

un fragmento de morfina, de mijaíl bulgákov




Ana K. se ha convertido en mi esposa secreta. No podía ser de otra manera. Estamos encerrados en una isla desierta.

La nieve ha cambiado de aspecto y se ha vuelto, al parecer, más gris. Ya no hace aquel frío terrible, pero de tiempo en tiempo aún se desencadenan tormentas de nieve...

El primer minuto: una sensación de que algo roza el cuello. Ese roce se vuelve cálido y se extiende. En el segundo minuto una onda fría atraviesa repentinamente la cavidad estomacal e inmediatamente después comienza una extraordinaria lucidez en las ideas y se produce un estallido en la capacidad de trabajo. Todas las sensaciones desagradables desaparecen. Es el punto más alto de la expresión de la fuerza espiritual del hombre. Si yo no estuviera maleado por mi formación de médico, afirmaría que normalmente el ser humano sólo puede trabajar después de una inyección de morfina. En realidad: ¡para qué sirve el ser humano, si la más insignificante neuralgia puede hacerle perder completamente el equilibrio espiritual!

miércoles, 12 de septiembre de 2012

un poema de kutxi romero*





Bendita la rama

Mi hijo

casi nunca

me llama papá.

Casi nunca.

Él sabe

que a los papás

les gusta el fútbol,

tomar copas con los amigotes

y quedarse en la cama

hasta tarde

los domingos.

Sabe que los papás,

en general,

no llevan el cuerpo

infectado de tinta

ni tienen la música puesta

a un volumen molesto

todo el santo día.

Sabe que los papás

bautizan a sus hijos

y más tarde

les preparan

primeras comuniones,

sin dejarles muy claro

todo el asunto de Dios,   el infierno

y la Santísima Trinidad.

Mi hijo piensa

que los papás son serios,

intransigentes

y que,

la mayoría de las veces,

están tristes.

Él ha visto

como los papás

castigan,

enderezan,

adoctrinan,

aconsejan.

Hijo mío,

no sabes lo que me gusta que,

para ti,

yo no sea papá

y que tan sólo

sea

el Kutxi.      


*incluido en Bruce Willis es zurdo, número 99 de la Colección Planeta Clandestino, que se presentará este jueves 13 de septiembre en la Biblioteca de La Rioja a partir de las 20 horas, dentro del VIII Agosto Clandestino. Ese mismo día se presentará también el número 100 de la misma colección (más información pinchando aquí, aquí  y en próximas entregas)


100

miércoles, 5 de septiembre de 2012

un poema de raquel lanseros*




El hombre que espera


Una vez más remueve

el poso del café la cucharilla triste.

Diez dedos bailotean en la mesa del bar

un tango a media luz con el olvido.

Está solo, cansado,

sentado entre una multitud ajena

que lo mira sin verlo.

Un anillo de oro gastado por los años

es el único rastro de brillo que le queda.

La pasión una vez le estalló entre las manos.

Y perdió la esperanza en los abismos

de un corazón humano.

No hay desdicha que le haya sido ajena.

No existe humillación que desconozca.

Es por eso que sabe hablar de amor.

Es por eso que espera.    


*incluido en Un sueño dentro de otro sueño, número 118 de la Colección Planeta Clandestino, que se presentará este jueves 6 de septiembre en el IRJ a partir de las 20 horas, dentro del VIII (y extenso) Agosto Clandestino.




un poema de manuel vilas*




Amor


Una mañana Manuel Vilas sacó todo su dinero de los

bancos.

Fue a las cajas de ahorro, fue a las compañías de seguros,

vendió su coche, anuló su plan de pensiones,

se lo llevó todo en efectivo, un buen fajo de billetes

calientes.

Qué bien, dijo, qué fuerte,

y todos los empleados y los directores querían disuadirle

pero Vilas tenía unas ganas infinitas de pasarlo bien.

Y luego se fue a ver enfermos,

a ver emigrantes, incluso se fue a las cárceles.

Quería ser un santo espectacular, tenía esa marcha,

tenía esa gran ilusión.

Quería ser Cristo, Lenin, San Pablo,

quería ir más allá del orden, de la naturaleza y de la vida.

Recorrió la ciudad de Zaragoza repartiendo dinero.

En Conde de Aranda, dio mil euros a tres árabes,

que le besaron los pies, y las manos, y se arrodillaron.   En el barrio de Delicias, en la calle Barcelona,

dio trescientos euros a una negra africana,

y ella quería comerle el sexo al buen Vilas,

pero Vilas dijo “no, nena, hoy soy un santo,

hoy soy San Vilas,

consérvate para tu marido, él te necesita,

y yo os bendigo; anda, nena, ve en paz”.

Y Vilas se echó a reír.

Fuego, qué fuego más grande,

y siguió repartiendo, a una vieja china

de un todo cien le dio seiscientos euros,

y la vieja le hizo una foto de diez millones de megapisels

y la amplió y la enmarco y la colgó

en mitad de su tienda con dos velas debajo.

A un vendedor de La Farola, ese periódico

de los pobres, le dio ochocientos euros.

Y el vendedor se echó a llorar y ardía

como una vela en mitad de las catedrales antiguas.

Vilas quería ser un santo, tenía esa marcha.

Toda la mañana y toda la tarde estuvo quemando su

dinero.   Miró la atmósfera y se estaban abriendo los palacios

celestiales.

Estaba enamorado de sus semejantes.

Nunca vimos a nadie tan enamorado.        


*incluido en Poemas, número 117 de la Colección Planeta Clandestino, que se presentará este jueves 6 de septiembre en el IRJ a partir de las 20 horas, dentro del VIII (y extenso) Agosto Clandestino.





viernes, 31 de agosto de 2012

un poema de antonio arias





Dos cosmogonías

No vemos con los ojos,

esos tubos de rayos catódicos

reparten señales sin sentido

por mil puntos del cerebro.

Sólo el corazón sabe mirar.

Leia, ciega princesa que aún no ha nacido,

no te pierdes nada.

No canto para que veas.

Canto para que te quedes.

No es el vencedor

quien maneja la imprenta.

Ni la mayor subversión,

ni la mayor protesta.

Los recuerdos los graba el alma,

y no el triunfador de esta guerra.

Tú y yo:

dos cosmologías.


*incluido en Nos basta mirar por la ventana, número 116 de la Colección Planeta Clandestino, que se presentará este sábado 1 de septiembre en el Café de la Luna a partir de las 20 horas, dentro del VIII Agosto Clandestino.







miércoles, 29 de agosto de 2012

un poema de carlos aganzo*




El mar

Como el sol perdura en la caverna

del ojo cerrado,

así permanece en mi sonrisa

tu boca salina,

mojada por el mar.    


*incluido en Técnica mixta, número 114 de la Colección Planeta Clandestino, que se presentará este jueves 30 de agosto en el IRJ a partir de las 20 horas, dentro del VIII Agosto Clandestino.




un poema de eduardo pérez*



Diferencia

Todos conocemos sobradamente

la diferencia que siempre existió

entre hacer señales de humo y venderlo,

romper una lanza a favor del prójimo

y que te la claven en el costado,

pintar como Velázquez o Picasso

y que pinten bastos, pintar la mona.

Pero no está de más que, sobre todo

sobre todo, no perdamos de vista

la abismal diferencia que se encuentra

entre alimentarse de miguitas

y el tener que luchar por las migajas.
 

 
*incluido en Paso de peatones, número 112 de la Colección Planeta Clandestino, que se presentará este jueves 30 de agosto en el IRJ a partir de las 20 horas, dentro del VIII Agosto Clandestino.


 

sábado, 25 de agosto de 2012

miércoles, 22 de agosto de 2012

un poema de ibon zubiela*

 
 
 
Aislamiento social
 
 
Pienso que todos estamos ciegos.
Somos ciegos que pueden ver, pero que no miran
José Saramago
 
 
Lloran las aceras
la agresividad pasiva
de la ciudad
contenida bajo las farolas
individualidad de la razón
pandemia del alma
egoísmo del corazón
que nos devuelve
frente al espejo
el reflejo
de la soledad compartida
del aislamiento
en las vidas ajenas
idénticas en la lejanía
de la felicidad.
 
 
 
*incluido en Poesía asincopada y haikus, número 113 de la Colección Planeta Clandestino, que se presentará este jueves 23 de agosto en el IRJ a partir de las 20 horas, dentro del VIII Agosto Clandestino.


 

un poema de pablo garcía casado*


 
 
 

La navaja

las palabras son basura
armas gastadas por el uso inofensivas
como una navaja de papel de aluminio


*incluido en Coche, carretera, casa, número 112 de la Colección Planeta Clandestino, que se presentará este jueves 23 de agosto en el IRJ a partir de las 20 horas, dentro del VIII Agosto Clandestino.

 

sábado, 18 de agosto de 2012

por si alguien no lo ha visto todavía...





... este vídeo vale por dos años de cárcel (aquí la letra en castellano)... a saber lo que pensará dios de todo este asunto (¿free pussy riot quizás?)

martes, 14 de agosto de 2012

un poema de batania*


Mi ciudad

Extraña ciudad la mía,
aquí se dice que habitan
tres millones de personas,
pero miro en la calle el trabajo en el súper el bar
en el banco en el bus en el metro en el cine el estadio
y acabo pensando
que en verdad solo habita
una
única
persona
tres millones de veces.


*incluido en Porque te amo tanto no quiero cambiarte, número 110 de la Colección Planeta Clandestino, que se presentará este jueves 16 de agosto en el IRJ a partir de las 20 horas, dentro del VIII Agosto Clandestino.

un poema de ricardo moreno mira*






Ábrete paso a hostias

Ábrete paso a hostias,
amigo escritor,
a través de la vida.
Ábrete paso a hostias…
por el fabuloso y
grotesco mundo de la cultura.
No tengas ni pidas piedad.
No hay nada al otro lado,
Solo gente tan insignificante
y miserable como tú mismo.
Ábrete paso a hostias…
***
No importa: que nadie escuche.
No importa: que nadie lea.
No importa: que nadie entienda nada.
Simplemente:
Ábrete paso a hostias.



*incluido en Los idiotas, número 109 de la Colección Planeta Clandestino, que se presentará este jueves 16 de agosto en el IRJ a partir de las 20 horas, dentro del VIII Agosto Clandestino.

jueves, 9 de agosto de 2012

un poema de antonio alfaro*



Opus Nova

Veo claros los millones de manos
desentendiendo el tacto
del mismo modo
que veo la suficiente luz
entre esas manos
para alumbrar
la galaxia oscurecida.


*incluido en Coplas a la muerte de una época (Eclipsados, 2012), que se presenta este viernes 10 de agosto en el Bar Riff de Logroño a partir de las 22 horas dentro del VIII Agosto Clandestino. Más información pinchando aquí.