martes, 16 de febrero de 2010

un poema de randall jarrell

La cara

Ya no más útil,no hermosa...
ni siquiera joven.
No mía.
¿Donde está la antigua, las antiguas?
Esas eran mías.

Así es: tengo retratos,
no esos viejos; entonces la gente se conducía
de manera distinta... Cuando me encuentran dicen:
No has cambiado.
Querría decir: No habéis mirado.

Eso le sucede a todos.
Primero se crece, se sabe más,
luego algo sale mal.
Uno es, y dice:
Yo soy...
Y fuiste... Soy desde hace demasiado tiempo.

Lo sé, no es posible negarlo,
pero igualmente lo dices. No.
Me señalaré a mí mismo y diré: No soy así.
Por dentro soy siempre el mismo.
Y tampoco es así.

Pensé: Si nada sucede...
Y nada sucedió.
Aquí estoy.
Pero no es justo.
Si el simple vivir puede acarrear esto,
vivir es más peligroso que ninguna otra cosa.

Es terrible estar vivo.

1 comentario:

Verónica Cernadas dijo...

es genial, es tan sencillo y tan verdad que duele leerlo