viernes, 15 de mayo de 2009

en el laberinto 4


volver a los lugares en los que fuimos felices (y visitar puntlandia sólo por la tele: convertir la felicidad en la más fuerte de las emociones) he sido feliz muchas veces en los últimos meses mojando los pies en la playa en diciembre, abrazada en el sofá los domingos más fríos y oscuros del invierno, viéndole la cara a mis amigos, hablando con mi madre, paseando sin rumbo y sin prisa, riéndome, riéndome, riéndome muchísimo también muy infeliz, supongo, y digo supongo porque no soy capaz de revivir esas sensaciones desagradables eso es lo que más valoro de mí, la característica que más facilita mi existencia john horne burns decía en la galería que la felicidad es el compromiso entre seguir siendo uno mismo y no ofender a los demás felicidad es un concepto equívoco, por lo general mal descrito, me gustó la descripción de burns porque la convirtió en una pretensión aparentemente sencilla nada debería ser más natural que seguir siendo uno mismo igualmente, nada más sencillo para el hombre civilizado que no ofender a los demás nada más complicado en realidad divertirse es parecido a ser feliz y también amar, aunque por distintas razones (amar es a la vez muy parecido a ser infeliz) yo descanso cuando me divierto (para divertirse de verdad, uno tiene que sentir que puede ser tal como es) y carlos javier morales dice que un ser humano enamorado no puede hacernos daño:/ estará obsesionado con las líneas de la boca que ama/ y siente que su tronco está en otra cintura/ y sabe que está andando con las piernas ajenas/y palpa la conciencia de estar inacabado,/ de que es un miserable cuando piensa en sí mismo./ Por eso no podrá ofendernos nunca:/ porque a cualquier persona le pedirá refugio/ como si todos fueran el brazo que le falta él está conmigo casi siempre que me divierto tarareamos juntos, por ejemplo, la línea del frente (ten cuidado al pasar a mi lado/porque soy una cuchilla andante...) aunque el filo sólo nos apunte a nosotros mismos

tu mirada, qué derroche de energía dice pablo casariego su mirada, qué pelotazo (de sol y sombra)


7 comentarios:

antonio alfaro sánchez dijo...

jajaj el sol y sombra que bueno y castizo

Victor Vergara (gato) dijo...

Me ha encantado es texto pero no puedo por menos estar de acuerdo con las citas.

-john horne burns, por ejemplo. Cuando más me divierto es cuando juego a no ser yo mismo.

-carlos javier morales, he visto enamorados hacerse daño a sí mismo, a su amada y a cualquiera que pasara cerca y casualmente cruzara la mirada con él. Hay enamorados muy suspicaces.

-la cita de pablo casariego, puede ser ¿?.

"su mirada, qué pelotazo (de sol y sombra)" Rotundamente si. Lo mejor.

Victor Vergara (gato) dijo...

"su mirada, qué pelotazo (de sol y sombra)"
Es como la plaza de toros del amor.

kb dijo...

Muy chulo!

Jenny jirones dijo...

jo... brillante

Antonio Alfonso Alonso dijo...

Te propongo una cita de sol a sombra...

Miguel Ángel Y. dijo...

Texto precioso...Una sorpresa este blog, Volveré para aprender y disfrutar. Besicos maños.