miércoles, 22 de julio de 2009

en el laberinto 5


tristeza y alcohol


alcohol y aturdimiento

alcohol quitamiedos resacosa, tristona y odiando a los funcionarios de la consejería de transportes, sólo sonrío porque me viene a la cabeza montes diciendo eso de la vida puede ser maravillosa salinas, retransmitiendo, qué sé yo, un suiza-nueva zelanda y tanto



me río, me río yo sola como si estuviera enferma (tengo un secreto y no se me ocurre nada más parecido) me río porque mi tristeza es siempre suave, una especie de caricia, un freno, una advertencia (no te vayas demasiado lejos...) me acomodo mejor a ella que a la alegría, que existe, sí, y ya lo decía andrés neuman: pero duele; tendrás que conseguirla. y cuando la consigas tendrás miedo

tengo miedo (antes a conseguirla que a perderla)

puedo hablar sobre el miedo


sé sobre el miedo

(no me abandonan mis miedos antiguos cuando llegan otros nuevos) y no sé si es el miedo el que me empuja a esta tristeza o si es justo al revés la vida a veces parece/un plagio, escribió gioconda belli "me aburro de vivir" le puse el otro día a mi amiga isabel en un correo "valiente chorrada" añadí (y menos mal) pero en verdad es como si todo se hubiera reducido a la mitad y cuando quiero pensar en la palabra me quedo en su forma y cuando quiero pensar en ti me quedo en mí y cuando quiero divertirme me quedo en no sentirme mal ser simple, egoísta y limitada no está bien para estar bien bajamos la avenida. a cada árbol/sentimos frío, entre la sombra espesa./vamos de frío en frío, sin pensarlo (gabriel ferrater dixit) no habrá nada después del último frío jamás volveré a permirtirme pensar siquiera nada parecido a "me aburro de vivir" porque hasta este aburrimiento vital es un nuevo paraje que explorar voy de excursión a los confines del vacío, de la decepción, de la nada otro verano de frío para mí me pregunto si esto es algo que decido yo o una desgracia que me viene impuesta en cualquier caso regresaré con una sonrisa (más gastada pero siempre nueva) para el dolor es siempre el día, dice carlos pardo para el dolor siempre es el primer día y para el aprendizaje también


5 comentarios:

Jenny jirones dijo...

tremendo, carmen

antonio alfaro sánchez dijo...

plas plas plas plas plas
( onomatopeya del aplauso )

Leo Zelada Grajeda dijo...

Veo que has publicado con Celia Bermejo en Celya.

Saludos.

kb dijo...

...

Sonia dijo...

Carmen, me emociona tu tristeza, aunque prefiero que no estés triste.
Un beso, queen.